LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

24 de febrero de 2011

BARCELONA--- ACUEDUCTO ROMANO Y PIEDRAS HEBREAS Y ROMANAS

MI VIDA Y MI HISTORIA

LAS PIEDRAS HEBREAS.

Entre la Catedral y el Palacio Real Mayor existe una construcción renacentista del s. XVI, el Palau del Lloc tinent. Este palacio se construyó mientras se derribaba el antiguo barrio judío, cosa que hizo que se aprovecharan piedras de derribo del barrio. Esto ha hecho que hoy dia podamos contemplar piedras con inscripciones judías en el actual palacio.

LA SEGUNDA MURALLA ROMANA.

Todos sabéis que en Barcelona hay una muralla romana pero no todos saben que en realidad hay dos murallas romanas. La primera muralla era pequeña y sin apenas torres de defensa y construida con grandes bloques de piedra perfectamente tallados. En el s. V algo pasó en la Barcino romana. No se sabe bien si fue una revuelta interna ya que el Imperio Romano llegaba a su fin o si fue un ataque por parte de francos y germanos, lo que sí se sabe es que hay capas de cenizas (que indican incendios) y algo que atestigua lo sucedido.


La primera muralla fue derribada y los romanos se apresuraron a construir otra mucho más
grande y fuerte. Para su construcción utilizaron restos de la primera muralla y restos de estatuas, viviendas, lápidas, etc... Esto se refleja en la muralla actual, donde los primeros dos metros más o menos corresponden a la primera muralla perfectamente tallada y a partir de ahí reina el caos en la muralla, sin orden ni control. Ensancharon 2 metros la muralla y construyeron más de 70 torres de vigilancia de 18 metros de altura. Se dice que esta segunda muralla protegió tan bien a Barcelona que a ella se debe su gran desarrollo actual y su
condición de capital, ya que era incluso mejor que la muralla de la Tarraco romana, que rápidamente sucumbió durante la caída del Imperio Romano. En la foto podemos ver una lápida utilizada en la construcción de la segunda muralla, en el interior de una de sus torres.

EL ACUEDUCTO...

Si bajamos por la Puerta del Ángel giramos a la izquierda por la calle Duran i Bas llegaremos a una plaza que esconde un tesoro. En junio de 1988 se derribó un viejo edificio, seguramente para construir otro, pero cual fue la sorpresa al descubrir los restos de uno de los acueductos romanos que traían agua desde el río Besòs. Estos restos se hallan formando parte de otro edificio, ya que en la Edad Media se aprovecharon los arcos del acueducto como cimientos de las nuevas construcciones, cosa que hizo llamarse a esta barriada "la Vilanova dels Arcs".

No hay comentarios: