LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

23 de juny de 2013

BARCELONA...HISTORIA DEL ABANICO, CHINA , SIGLO VIII ANTES DE CRISTO...23-06-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA
En China la tradición del abanico es milenaria, remontándose a tiempos del emperador Hsien Yuan, alredor del año 2697 a. C. Una leyenda atribuye su invención a la hija del mandarín Kan-Si, quien durante un baile de máscaras y para mitigar el calor, agitó su antifaz muy cerca de la cara para darse aire, realizando esta operación con mucha rapidez para no dejar ver su rostro a los hombres presentes, gesto que fue imitado por otras mujeres que asistían al evento.
Algunos autores afirman que la constancia arqueológica más temprana se remonta al siglo VIII antes de Cristo para el abanico fijo en China y al siglo IX (877 después de Cristo) para el abanico plegable en Japón."
En Occidente, durante la Edad Media, el abanico o "flabelum" pasa a formar parte de la liturgia cristiana, empleándose en la consagración para proteger la Eucaristía de los insectos y refrescar al celebrante. Después del siglo.XIV el flabelo cae en desuso en la iglesia romana (reservándose solamente para misas solemnes y procesiones papales hasta su desaparición definitiva después del Concilio Vaticano II), pero se conservó en las iglesias griegas y armenia donde recibe el nombre de "rhipidion".


El abanico era también conocido por incas y aztecas, pues entre los presentes de Moctezuma a Hernán Cortés figuraban seis abanicos de plumas.




En España, las primeras referencias del abanico aparecen en la Crónica de Pedro IV de Aragón (siglo XIV), en la que se cita como oficio de los nobles que acompañaban al rey "el que lleva el abanico". Hay también referencia de este utensilio en los inventarios de bienes del pintor Bartolomé Abella (1429), en el del Príncipe de Viana y el de la Reina Dª Juana (Juana la Loca), este último realizado en 1565. Conviene decir que estos abanicos eran rígidos y de forma redondeada, empleándose generalmente como materiales la palma (en el caso de Abella), la paja, la seda y las plumas de pavón.

Entre los presentes de Colón a Isabel la Católica al regreso de su primer viaje a América, figura un abanico de plumas, material en el que también estaban realizados los cinco encargados por Germana de Foix (segunda mujer de Fernando el Católico) en 1514.
De Egipto, la representación más antigua que se conoce está en la cabeza de una maza ceremonial que se encuentra en el Asmolean Museum de Oxford. Perteneció a Narmer, que en torno al año 3000 a.C. unificó por primera vez el Alto y Bajo Egipto, y representa un cortejo real en el que aparecen dos esclavos con abanicos...
Los abanicos egipcios eran de gran tamaño, fijos, de forma semicircular, de plumas y de largos mangos. Su función era doble: por un lado servían para dar aire y, por otro, espantaban los insectos...

EL LENGUAJE DEL ABANICO
Pero además de esa regla general, había ciertos gestos con significado ya conocido por todo el mundo, como pueden ser:


Sostener el abanico con la mano derecha delante del rostro.

Sígame.

Sostenerlo con la mano izquierda delante del rostro.

Busco conocimiento.


Mantenerlo en la oreja izquierda.

Quiero que me dejes en paz.


Dejarlo deslizar sobre la frente.

Has cambiado.

Moverlo con la mano izquierda.

Nos observan.

Cambiarlo a la mano derecha.

Eres un osado.


Arrojarlo con la mano.

Te odio.


Moverlo con la mano derecha.

Quiero a otro.


Dejarlo deslizar sobre la mejilla.

Te quiero.

Presentarlo cerrado.

¿Me quieres?


Dejarlo deslizar sobre los ojos.

Vete, por favor.


Tocar con el dedo el borde.

Quiero hablar contigo.

Apoyarlo sobre la mejilla derecha.

Sí.

Apoyarlo sobre la mejilla izquierda.

No.


Abrirlo y cerrarlo.

Eres cruel.


Dejarlo colgando.

Seguiremos siendo amigos.

Abanicarse despacio.

Estoy casada.

Abanicarse deprisa.

Estoy prometida.


Apoyar el abanico en los labios.

Bésame.

Abrirlo despacio.

Espérame.


Abrirlo con la mano izquierda.

Ven y habla conmigo.


Golpearlo, cerrado, sobre la mano izquierda.

Escríbeme.


Semicerrarlo en la derecha y sobre la izquierda.

No puedo.


Abierto tapando la boca.

Estoy sola.

5 comentaris:

Miquel ha dit...

Todo un idioma propio.

Montserrat Llagostera Vilaró ha dit...

Hola M. Tribnidad.
Cuánto trabajo has hecho en este post.
Te ha quedado perfecto.
Sabes no conocía el lenguaje de los abanicos.
Una abraçada, Montserrat

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Sí , Miquel y ya no se usa , ahora con los móviles, el Wassap y lo demás, ya no se presta atención.
muchas gracias y buena verbena.
Un abrazo y muchas gracias.

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Mira querida Montserrat, ya sabemos algo más sobre ese lenguaje olvidado.
Muchas gracias , un abrazo y buena verbena.
Un petò.

Mari-Pi-R ha dit...

Aunque sea ya un arte decorativo siempre van a ser una preciosidad, me gustan y me han gustado siempre.
Me ha hecho gracia los significados de los gestos.
Feliz verbena